Follow by Email

lunes, 8 de abril de 2013

Coches de carreras: Caballos y Mentiras.

Tema peliagudo: Qué lleva cada uno debajo del capó. Y es que nada es lo que parece. No será muy normal encontrar a alguien en este mundillo que te cuente realmente qué esconden las entrañas de su "parato".

Es más, ni siquiera en los coches de calle es fácil, donde todos conocemos a algún fantasma que saca CV de su motor como por arte de magia, bien sea porque "el suyo" en concreto es especialísimo, rarísimo y no tiene nada que ver con lo que le vendían a los demás, ya ves tú, o simplemente el colega es un auténtico genio y con dos pijadas convierte su utilitario en un Grupo A como aquel que dice.

En el primer grupo estaban algunos como un amigo de la infancia cuyo padre tenía un Kadett GTE con un 1.600 cc de 82CV. Pues resulta que el coche lo compró su padre en Alemania y era un "Cadete" GTE, una serie especial, que curiosamente sólo vendían en Alemania y que con el mismo 1600 daba 140CV, entre otras cosas porque era inyección, turbo, 16 válvulas, tenía óxido nitroso y posiblemente el tubo de escape era la tobera de una turbina. Si es hoy en día, posiblemente incluso es TDi.

En el segundo tenemos a dos hermanos que conocí en los años postreros de mi adolescencia. Uno tenía un Clio 16V y el otro un Calibra 16V. El Clio 16V tenía 180CV merced a un escape fabricado por él mismo, un filtro de aire y además subía hasta 9000 rpm, cosa que me demostró en una ocasión en que puede ver esa aguja marcando el "90" en el cuentavueltas. Lo que son las cosas, a mi no me impresionó mucho más, en realidad bastante menos, que el Clio 16V de mi padre con su relojito a "sólo" 8000 rpm. Lo que sí me llamó la atención es que parecía tener una pegatina en las esferas y que curiosamente su 90 coincidía con "mi 80". Luego me enteré que su cuñada tenía una imprenta. Este chico contaba que ganaba 40CV así como el que no quiere la cosa, cuando Renault Sport cobraba 24.000 euros por el "kit 180CV" para ese coche. ¡Vaya idiotas los de la copa pagando 24.000 euros cuando este chaval les cobraba unos 100 euros por hacerles el escape!


El Calibra tenía... 200CV, gracias a un escape como el del Clio y se arrimaba a los 300 km/h. porque había mejorado su aerodinámica adaptando un alerón de Escort Cosworth. Este hombre además cambió ese Calibra por un 318iS de 136CV que curiosamente tenía 180CV porque no era un 318iS "normal", nooooooo. Era un BMW S3, porque el amigo jugó con los guarismos de la denominación para rebautizar tan especial serie 3. Más tarde sí que se fue a algo serio, todo un señor M3, un 3201cc de 321CV, aquí si que no exageraba, aunque fue lamentable ver a semejante coche con un alerón de Cosworth y con unas llantas tan sobredimensionadas detrás con los neumáticos originales que las llantas iban varios centímetros por fuera de los neumáticos. Pero un día sentado, contemplando el interior de tan excelso vehículo, me quedo fijo mirando la palanca de cambios y veo que sólo tiene 5 marchas, cuando el 3200 tenía 6. ¿Acaso era el 3000cc de 286CV que ya era un señor coche? Y el dueño me dice tan ancho que bueno, que sí, que es el 3000cc pero que tiene la electrónica del 3200cc y que tiene un escape hecho por él. Con dos cojones, estos dos enseguida se saltaban las elementales normas de ingeniería con un tubo de acero inoxidable.

Y tras este párrafo farragoso, vámonos a los coches de carreras. Hay dos tendencias principales: Está el "peaso de piloto" que siempre va con un coche "casi de serie" pero es que tiene unas manitas de oro, y luego está el que lleva un coche atómico que tiene más caballos que los oficiales, esto generalmente afirmado por los rivales. Yo no tengo inconveniente en decir qué llevo en mi coche: Un autoblocante de discos, un grupo corto, suspensiones Vitorino, frenos de 299 de un 306 GTi 16V 6V, un filtro de admisión directa JR y hace unos días enredando en la guantera, me di cuenta de que la carcasa de la centralita lleva la inscripción Gutmann, un célebre preparador de estos coches. Para más inri, con el bloque rajado tirando refrigerante a su capricho, razón por la cual, ahora mismo lo tengo medio desmontado, dudando si volver a ponerle una pasta sellante con la que seguir sufriendo como estos 4 años atrás o tirarme a la incertidumbre de un motor de segunda mano. Y en unos entrenamientos del Rallye Montilla 2010, a un buen amigo le insinúan que llevo un motor "atómico" en mi 205. Curiosamente son muchos los que afirman que a pesar de que un 205 Rallye es capaz de llevar un ritmo similar a un 205 GTi en circuito, esta unidad mía los doblaba dos y tres veces en una carrera en Jerez, peleando con los Sierra Cosworth de Grupo A. Ese coche era de Diego Narbona, que luego lo vendió a Ignacio Pericet y este a su vez se lo vendió a Luis Gutiérrez que es a quien yo se lo compré. Me pongo en contacto con Diego para preguntarle qué llevaba el coche en su día y me dice que iba de serie, que sólo le puso un grupo corto... Y me saltan las alarmas. Luis Gutiérrez cambió el grupo de serie por un grupo corto de las especificaciones que me comentaba Diego y además recuerdo que tuvo un contratiempo y no lo tuvo a punto para un slalom en Granada al que se vio obligado a acudir con un Clio. ¿Cómo era posible que Diego montara un grupo corto y luego Luis hiciera lo propio? ¿Cómo andaba tanto ese coche que cuando yo lo pongo junto a mi Clio 16V de serie, el Renault se hace un llavero con él? 



Pues a Jesús Hita también le pasó algo parecido cuando compró el 309 GTi Gr. A. Que el coche no es lo que tú pensabas. Mucha gente cuenta que su coche no tiene nada y les viene bien para engrosar el ego de que son "máquinas" pilotando al tiempo que luego le pueden quitar el motor "bueno" a la hora de venderlo y sacar más dinero por separado. El de Jesús había perdido por el camino un sensacional cambio y montaba el de serie, que no se llevaba nada bien con el motor puntiagudo que llevaba. Era sobrecogedor ver cómo ese coche arrugaba el asfalto al arrancar justo delante de mi en la crono de Medina y sin embargo en el momento en que metía segunda en las primeras enlazadas tenía que picar embrague, justo el sitio por el que yo pasaba con una segunda pletórica de fuerza. Mi coche en ese camino, en algún lugar indeterminado, perdió al menos un grupo corto y muy presumiblemente un motor bastante más generoso al que le sacaba rendimiento una centralita Gutmann que a alguien se le olvidó ahí montada.

Lógicamente en este apartado entran los Rallye 1.6. La nueva reglamentación F2000 ha acabado por decidir a algunos indecisos a declarar que su 1.3 en realidad es un 1.6, porque había por ahí cada 205 Rallye y AX Sport "miltrescientos" que empujaban sospechosamente como si tuvieran 300cc más. y bueno, algún AX 1100 que suena a 205 Rallye o 1400cc que suenan a 1600cc a los oídos expertos. Lo escuchas, te sonríes y piensas que "si él es feliz así, pues vale". Todavía me acuerdo de mis inicios con el Panda, un 903cc con la culata cosida a mordiscos que hubo que rebajar tanto que tenía miedo de que explotara en cualquier carrera, peleando contra 127 de serie de gente que trabajaba en talleres de rectificados y que curiosamente al venderlo y comprarlo un buen amigo arcense para "remotorizar" su Seat Panda "proto", resultaba ser una verdadera obra de orfebrería. Luego hay un "truquito" muy simpático que es llegar a una prueba y ves que tu categoría está plagada de Gr. N y no te vas a comer un colín, pero que no hay Gr. A de tu clase y cambias la inscripción, ganándote un trofeo. Milagrosamente a la siguiente prueba tu coche vuelve a ser Gr.N (!).

A estas alturas sigo sin comprender lo de poner dos clasificaciones en los slaloms, una para menos de 1400cc y otra para más de 1400cc. (1300cc en su día) y yo que tengo la sensación de que siempre ha habido coches bailando al filo de la navaja entre ambas categorías, y que además queda claramente demostrado que un "pequeño" como un AX GTi, un 205 Rallye o un Swift pueden llevarse el gato al agua en todas las carreras. 

Yo mi coche se lo dejo probar a quien quiera, pero más de uno no pasaba la "prueba del algodón".

¿Por qué esas mentiras? ¿Qué satisfacción nos da engañar a los demás? ¿Por qué un coche es capaz de llegar a meta con una transmisión rota cuando por reglamento de su copa tiene prohibido el autoblocante?

Háganse esa pregunta y contéstenla sinceramente. A lo mejor resulta que algunos muy buenos no son tan buenos y algún "malo" no es tan malo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario